dependiendo de la naturaleza de la cosa afectada al pago del préstamo, la garantía real se denomina:Pignoraticia o prendaria: es el caso, por ejemplo, de garantías sobre activos financieros  (acciones, participaciones en fondos de inversión o depósitos a plazo). de necesidades que surgen normalmente al comienzo de la actividad empresarial, que tienen que ver con el planteamiento inicial de la empresa, del que se deriva la cantidad de recursos propios y ajenos a largo plazo que se destinarán a su financiación.

su característica fundamental es que las cuotas periódicas a desembolsar por el deudor son constantes a lo largo de la vida del préstamo. se ajustan al análisis individual de cada operación y reflejan, principalmente, las condiciones financieras que posibilitan su financiación (tipo de interés, comisiones, plazo, etc.

posteriormente, también se suscitan a lo largo de la vida de la empresa a fin de hacer frente a las inversiones de reposición de los bienes de equipo o a nuevas inversiones motivadas por el crecimiento. no obstante lo anterior, pueden darse supuestos de revisiones en plazos distintos al anual (generalmente por periodos más cortos).

en la elección del plazo se debe tener en cuenta que alargarlo  en exceso supone una mayor carga de intereses a pagar, y que incluso en plazos ya largos la disminución de la cuota puede resultar poco perceptible, sobre todo cuanto mayor es el tipo de interés. imprevisibles a lo largo de la vida de la operación en la situación tanto de la empresa como de su entorno, y que pueden suponer desviaciones en cuanto a las previsiones iniciales y afectar gravemente a la normal amortización del préstamo.

independencia de su tamaño o de su actividad, cualquier empresa a lo largo de su vida tiene necesidades de financiación, ya sea para llevar a cabo inversiones o para atender su funcionamiento ordinario. ha suscrito un acuerdo de refinanciación de su deuda a largo plazo que contempla la suscripción de un nuevo préstamo sindicado, en la modalidad 'revolving', por un importe aproximado de 1.

todo caso, el plazo del préstamo debe adecuarse siempre a la vida útil del bien o servicio que se adquiere. préstamos suelen ser operaciones a medio o largo plazo, mientras que las cuentas de crédito son a corto plazo (la gran mayoría a un año).

hace ya algún tiempo, las instituciones financieras cuentan con unos instrumentos denominados préstamos sindicados que, año tras año, van ganando presencia como alternativa a la financiación tradicional a largo plazo. se trata de elementos patrimoniales que no permiten ser financiados a corto plazo, ya que pertenecen al ciclo financiero largo de la empresa: aquel en el que los recursos financieros, mediante la inversión, se inmovilizan con carácter permanente, y a través de la amortización se incorporan al valor de los productos.

puesto que la parte de intereses que compone la cuota se calcula sobre el capital pendiente, cuanto más se retrase la devolución del capital, bien por el plazo o por la forma de cálculo del sistema de amortización utilizado, más intereses se acumularán a lo largo de la vida del préstamo. en el caso de activos inmobiliarios vinculados a actividades económicas, este porcentaje suele ser inferior al que se aplica en el caso de viviendas, debido al mayor riesgo que suponen en cuanto a la fluctuación de su precio a lo largo del tiempo.

euros, a pagar en 15 años, a un tipo de interés anual fijo del 5,25%, la evolución de la composición de las cuotas sería:Como puede observarse en el gráfico, si bien la cuota es constante a lo largo del período de vigencia del préstamo, en un primer momento se pagan más intereses porque el capital pendiente de pago es muy elevado. cuadro de amortización del préstamo que refleja la evolución de los pagos a realizar, sería el siguiente (cifras en euros):En operaciones a largo plazo, se suele dar la circunstancia de que, del importe total de la cuota, la parte destinada al pago de intereses sea mayor que la que se dedica a amortizar capital, siendo esta circunstancia más apreciable en los primeros años del préstamo.

ha suscrito un acuerdo de refinanciación de su deuda a largo plazo que contempla la suscripción de un nuevo préstamo sindicado, en la modalidad. en estos sistemas, cuanto mayor es la razón de la progresión mayor es el importe de los intereses pagados a lo largo de la vida del préstamo.

  a mayor plazo, mayor es la incertidumbre respecto a la situación futura del prestatario, lo que supone un incremento del riesgo de crédito, que incide directamente en el precio de la financiación.- préstamos sindicados: cuando la magnitud del proyecto financiado es tal que excede de la capacidad de una entidad de crédito, se suele recurrir al préstamo sindicado.

Prestamos sindicados a largo plazo

préstamos sindicados permiten a las empresas disponer de una financiación recurrente y a más largo plazo que la tradicional, obtener un mayor volumen de financiación y un ahorro sustancial del tiempo que la empresa destina a su búsqueda de estos recursos. préstamo es un contrato en virtud del cual la entidad financiera (denominada «prestamista») entrega al cliente (denominado «prestatario») una cantidad determinada de dinero a cambio de su devolución en un determinado plazo y  según unas condiciones pactadas en cuanto a garantías, intereses o comisiones.

de vencimiento anticipado unilateral por la entidad financiera: los préstamos bancarios recogen en su articulado cláusulas de vencimiento anticipado, entre las cuales destaca el hecho del impago de, al menos, tres plazos mensuales o de un número de cuotas tal que suponga que el deudor ha incumplido su obligación por un plazo, al menos, equivalente a tres meses. por ello conviene exponer cuáles son las diferencias entre ambos conceptos:En un préstamo la entidad financiera entrega al cliente una cantidad fija y éste adquiere la obligación de devolver esa cantidad junto con los intereses pactados en un plazo determinado, además de atender las comisiones establecidas en el contrato.

préstamos sindicados como alternativa a la financiación tradicional. diferencia entre los créditos sindicados y los préstamos normales que las empresas obtienen de sus bancos es que, por el tamaño del préstamo, este se divide entre varios bancos.