Creditos a largo plazo balance

las existencias de producción de ciclo superior a un año, sean éstas «productos en curso» o «productos terminados», deben ser desglosadas de modo que figuren separadamente las de ciclo corto y las de ciclo largo.

balance, que comprende, con la debida separación, el activo, el pasivo y el patrimonio neto de la empresa, sufre cambios importantes en relación con el modelo del PGC 1990, que reproducimos a continuación:     Las partidas de accionistas por desembolsos no exigidos y de gastos a distribuir en varios ejercicios desaparecen del activo del balance, ya que no reúnen los requisitos para su consideración como activos.

en cuanto a las provisiones, desaparece el epígrafe específico del balance, ya que las provisiones se integran dentro de las deudas.

por una parte, se incluye un concepto novedoso como son los ajustes por cambios de valor, inexistente en el plan anterior y, por otra parte, las subvenciones y similares, que ahora forman parte del patrimonio neto, y que en el modelo anterior figuraban en el balance una categoría de ingresos a distribuir en varios ejercicios que ahora ya no existe.

deudas con empresas del grupo y asociadas a largo plazo.

en definitiva, se incorpora al balance un criterio establecido en una resolución del icac, relativa al cálculo del patrimonio neto en relación con dichas subvenciones.

Creditos a largo plazo balance-

inversiones en empresas del grupo y asociadas a corto plazo.

activo corriente en esta categoría se incluyen aquellos activos que se espera vender, consumir o realizar en el ciclo normal de explotación, que con carácter general no excederá de un año, así como otros activos cuyo vencimiento, enajenación o realización se espera que se realice en el plazo máximo de un año.

– deudas con características especiales a corto o largo plazo.

los deudores por tráfico con vencimiento superior a un año deben desglosarse dentro del activo corriente en función del plazo de su vencimiento.

ajustes por cambios de valor, que surgen como consecuencia de la aplicación del valor razonable a algunas partidas del balance.

si tomamos el modelo del balance el activo corriente está formado por las siguientes partidas: activos no corrientes mantenidos para la venta.

pasivo corriente son las obligaciones que espera liquidar en el ciclo normal de explotación, obligaciones con vencimiento o extinción en un plazo máximo de un año desde el cierre y los pasivos financieros clasificados como mantenidos para negociar.

los acreedores por tráfico con vencimiento superior a un año se desglosarán dentro del pasivo corriente en función del plazo.