La cocina de la isla está íntimamente ligada a los recursos del mar, que en este caso son una gran variedad de peces de orilla y de profundidad (como grandes y azules atunes). También hay langostas y erizos, los únicos mariscos dada la escasez de plancton del mar (misma condición que proporciona una gran visibilidad para bucear).

La cocina tradicional rapanui es una experiencia completa, de principio a fin. Instalado en la playa o entre las rocas, un buzo arponea algunos peces; luego se prende fuego y se calientan piedras para cocer lo ofrecido por el mar. El festín del tunu ahi (pescado cocido sobre piedras calientes o parrilla) se disfruta con las manos y comprende desde las tripas y los ojos, hasta la tierna carne del pescado más fresco que jamás habrá probado. Todo ahí, en cuclillas a orilla del mar.

Es una experiencia intensa que, sin embargo, puede no ser del todo placentera para algunos visitantes.

Otra forma de cocina tradicional es el umu pae, un curanto. Se prepara sobre un hoyo en la tierra, de profundidad relativa (según la cantidad de comida), que se rellena de leña, sobre la cual se apilan las piedras y se les prende fuego. Al quedar la piedra al rojo, se cubre con hojas de plátano y sobre estas se pone carne de vaca y pollo; sobre éstos se ponen más hojas de plátano y piedras calientes; encima, camote, taro, uhi y mandioca, todo lo cual se cubre con una capa de hojas y al final una capa de tierra.

Si tiene suerte podrá presenciar alguno de los umu pae comunitarios que se hacen durante el año, generalmente ligados a festividades religiosas y preparados por los diferentes clanes de la isla para todas las personas que quieran asistir. De no ser así, también existen servicios para turistas, en donde podrá disfrutar de un curanto mientras ve un show de bailes tradicionales (consulte en su hotel o en la oficina de turismo).

Pero la gastronomía solo comienza con los productos del mar. El clima de la isla favorece todos los cultivos subtropicales, como la piña (endémica, muy pequeña, dulce y amarilla), la guayaba, el mango, el plátano, la palta. Otro gran mundo vegetal es la variedad de tubérculos: camote, mandioca, taro, entre otros ingredientes, completan una dieta sana, rica en productos del mar y vegetales.

En la actualidad se dispone de una gran variedad de restoranes, modernos y sofisticados, y también sencillos. En materia culinaria, los rapanui reciben influencias principalmente polinésicas, de Tahiti, Hawai y las Islas Marquesas. El continente americano no suele ser un referente importante para la cocina de la isla. Imperdibles son los ceviches siempre muy frescos, el poe (preparación dulce en base a camote, zapallo u otro) y las empanadas de atún fritas y jugosas.

Tips para el viajero